Instalar un suelo radiante con aerotermia es el sistema de climatización más eficiente y limpio que existe hoy para una vivienda.

La energía aerotérmica se ha convertido en la energía del futuro para sustituir al gas natural así como a todos los sistemas de calefacción por combustión. Calificado como energía renovable, es el sistema que mayor confort ofrece al usuario, además, permite ahorrar hasta un 25% en tu factura de gas natural o hasta un 50% en el caso del Gasoil.

¿Qué es la aerotermia?

La aerotermia es un sistema de climatización que permite, mediante el intercambio de calor, obtener energía del aire para convertirla en calefacción, refrigeración o agua caliente mediante un solo equipo. Este sistema de climatización, es el más eficiente del mercado ya que permite extraer hasta el 75% de la energía del aire.

La aerotermia engloba todos los sistemas que permiten extraer energía del aire. El más utilizado, consta de una bomba de calor aire-agua que nos permite calentar o enfriar el agua de nuestra vivienda. El único consumo eléctrico requerido es para hacer funcionar el motor del compresor, el cual por cada kWh que utiliza, es capaz de generar entre 3 y 4 kWh de energía calorífica.

¿Qué es un suelo radiante?

Es una forma de calefacción y regulación térmica eficiente, invisible e, incluso, ecológica instalada debajo del suelo.

El suelo radiante se ha convertido en un sistema de climatización muy popular en las últimas décadas, destacando sobre todo por su menor consumo energético respecto a los sistemas de calefacción tradicionales. Este sistema de difusión de calor ofrece muchas ventajas para obtener un confort óptimo en viviendas, locales comerciales u oficinas, pero su instalación también resulta más costosa y reviste mayor complejidad técnica.

Instalación de Aerotermia con suelo radiante ¿es un sistema eficiente?

La instalación de la aerotermia junto a un suelo radiante es uno de los sistemas más eficientes de la actualidad, pues permite una distribución de calor con una alta inercia térmica. Es por eso por lo que nosotros lo aconsejamos si quieres que tus clientes se beneficien al máximo de la energía de la aerotermia.

En invierno, genera un calor uniforme que consigue una temperatura agradable y homogénea en todo el hogar. Es un sistema muy ventajoso, tanto para los instaladores, que pueden obtener una mayor rentabilidad en el proceso de diseño e instalación, como para los clientes, que disfrutarán de un hogar bien climatizado sin tener que pagar de más en sus facturas.

Por otro lado, el suelo refrescante está también recomendado para zonas con un clima seco en verano. La sensación que proporciona es muy distinta a la de un aire acondicionado. Para que te puedas hacer una idea, es similar a la que podrías sentir cuando entras en una cueva o en una iglesia en pleno verano. Notas un aire fresco que da una sensación de bienestar increíble, dejando de tener calor casi al instante.

Confort térmico, eficiencia energética, ecología, rendimiento y ahorro son algunos de los conceptos asociados a la aerotermia con suelo radiante

El funcionamiento es similar al de un suelo radiante, pero en lugar de hacer circular agua caliente, se utiliza agua a baja temperatura, que oscila entre los 14 y los 18ºC, proporcionando de esta forma una agradable sensación refrescante.

Debes saber que el suelo refrescante implica una mayor instalación de tuberías por metro cuadrado, así como la instalación de sistemas de deshumectación para evitar la condensación en forma de gotas de rocío. También se puede plantear la instalación de tubos en paredes y en el techo para optimizar el funcionamiento del sistema, aunque esto se trata de un sistema muy delicado y arriesgado si no se hace adecuadamente, ya que pueden generar estratificación de temperaturas debido a la ley de la termodinámica: el aire frío se queda abajo y aire caliente por arriba.

Ahorro de consumo energético y sostenibilidad

Los sistemas de calefacción por aerotermia son capaces de calentar los hogares, como mínimo, un 25% más barato que el gas natural y su precio es un 50% inferior, si se compara con los costes de calentar las viviendas con calderas de gasóleo.

A los costes de calefacción se añaden los costes de mantenimiento y propiedad. En el caso de la aerotermia son prácticamente nulos y de extrema sencillez. Por su parte, las calderas de gas y gasóleo necesitan revisiones periódicas que sólo pueden realizar personal cualificado, lo que al año supone costes añadidos.

A esta ventaja en el coste habría que añadir otras adicionales que aporta este sistema como son su menor impacto medioambiental, ya que se deja de quemar combustibles fósiles para calentar la casa, lo que supone una evolución importante y cero emisiones de C02; un mayor confortmenores costes de mantenimiento y una función adicional, como es la refrigeración o aire acondicionado para el verano.

¿Cómo funciona la aerotermia?

La aerotermia utiliza una bomba de calor que calienta el agua gracias al intercambio de calor con el exterior. Esto permite generar calefacción en invierno, refrigeración en verano y agua caliente sanitaria (ACS) durante todo el año.

Dentro de la bomba de aerotermia discurre un refrigerante a través de un circuito compuesto por: evaporador, compresor, condensador y válvula de expansión. En la bomba, el aire exterior calienta el refrigerante y, a través de su paso por dichos componentes, consigue multiplicar su calor para cederlo al agua que se utiliza en calefacción y ACS.

Pasos del funcionamiento de la aerotermia:

  • Recogida de la energía del aire > La bomba de calor dispone de una unidad ubicada en el exterior de la vivienda para recoger el aire que se transfiere al interior de la bomba.
  •  Evaporador > Dentro de la bomba de calor hay un circuito por el que circula el refrigerante a baja temperatura. En la primera parte del circuito se encuentra el evaporador, lugar donde el refrigerante absorbe el calor del aire en un intercambio de calor y se evapora.
  •  Compresor > El refrigerante en estado gaseoso llega a un compresor que aumenta su presión y con ello su temperatura. Esto se debe a que cuando se aumenta la presión de un gas, sus partículas se mueven más rápido y colisionan más veces, lo que produce que se eleve la temperatura.
  •  Condensador > El condensador actúa como un intercambiador de calor. El refrigerante entra a alta temperatura y cede el calor al agua que va a ser usado para calefacción y ACS a través de suelo radiante, radiadores de baja temperatura, aire acondicionado Split o fan-coils.
  •  Válvula de expansión > Tras ceder el calor al agua, el refrigerante aún sigue estando a una temperatura demasiado elevada para volver al evaporador y captar el calor del aire del exterior. Es por ello que necesita pasar por la válvula de expansión, la cual disminuye su presión drásticamente y, con ello su temperatura, volviendo a estado líquido listo para reiniciar el proceso.

como funciona un sistema de aerotermia con suelo radiante

Ventajas e inconvenientes de la aerotermia con suelo radiante

Vamos a ver ahora cuales son las ventajas e inconvenientes de instalar aerotermia con suelo radiante en una vivienda.

  • Alta eficiencia energética y menores costes de explotación
  • Instalación sencilla.
  • Grandes ahorros con sistemas de calefacción a baja temperatura (suelo radiante).
  • Adaptable a instalaciones existentes.
  • Obtención de calor en invierno y refrescamiento en verano con la inversión del ciclo.
  • Posibilidad de generar agua caliente sanitaria.
  • Energía renovable y limpia.
  • Bajas emisiones de CO2.
  • Requiere poco espacio. Ideal si no disponemos de sala de calderas.
  • No se necesitan conductos de evacuación de humos (chimeneas).
  • Opción muy recomendable para lugares sin suministro de gas natural.
  • Periodos de retorno medio-bajos.
  • Su coste es más elevado que otros sistemas.
  • Requiere de espacio para la ubicación de la unidad exterior.
  • En zonas climáticas muy frías el rendimiento se reduce.
  • Para obtener el máximo ahorro, es necesario disponer de una instalación de suelo radiante o radiadores de baja temperatura.

 

En Grup Boixadera llevamos más de 20 años realizando reformas de pisos, locales y casas. Si quieres más información sobre nuestros servicios puedes contactar con nosotros llamándonos al 93 434 34 65 o enviarnos un email a [email protected]